Venezolanos piden respeto a la propiedad privada

Foto: Getty Images

El fenómeno de las invasiones de inmuebles continúa agudizándose en Venezuela. Afectados advierten que grupos de personas aprovechan la situación de la cuarentena preventiva por el COVID-19, para ocupar esos espacios.

Por: Álvaro Agarra | VOA

Durante los últimos tres meses en Venezuela se han contabilizado 15 invasiones de inmuebles en la ciudad de Caracas.

Enrique Rui, uno de los afectados, industrial de larga trayectoria, relató que se encontraba cumpliendo la cuarentena en su vivienda con su familia, cuando recibió una llamada telefónica  en la que le notificaron que existía una situación de ocupación del edificio donde se encuentra su local e inmediatamente alertó a la policía.

Sin embargo, señala que los agentes no pudieron actuar en contra de los individuos que habían ocupado sus instalaciones. Rui expresó tristeza por lo ocurrido, al tiempo que hizo un llamado a las autoridades para que defiendan a los pequeños industriales de la nación.

“Yo me siento muy mal primero porque la situación de una persona de 60 años que se queda sin empleo y que no es oligarca y que no vivo de la renta si no que tengo que seguir trabajando es muy preocupante, pero más allá de eso, como venezolano me siento muy frustrado porque yo aposté a este país”, indicó Rui.

En ese mismo sentido, el señor Eduardo Martuchi, propietario de una empresa de equipos eléctricos, hizo un llamado al gobierno en disputa del país para que restituya la “legalidad”.

“Se habla de que en el país lo principal es la producción y aquí están matando a empresas productivas, aquí se está violentando el estado de derecho, se está violentando el derecho humano al trabajo, a mi condición de profesional que le estoy haciendo un aporte al país con producción”, señaló.

El fiscal general de la administración en disputa del país, Tarek William Saab, por su parte, ha manifestado su rechazo a las invasiones e informó que durante su gestión  se han realizado varias detenciones de integrantes de bandas dedicadas a esas prácticas que han sido acusados por “delitos graves a la propiedad privada”.

Con información de VOA

SHARE