Agentes confiscan más de 80 autos de lujo en Miami que iban a Venezuela

Port Everglades parece un concesionario de autos estos días, con filas y filas de autos de lujo a la vista, como un SUV Mercedes Biturbo que vale $150,000, además de algunos autos económicos, como un Toyota Corolla de apenas $20,000.

En total, hay 81 autos con un precio minorista de $3.2 millones. Y los agentes federales los confiscaron todos, con planes de decomisar muchos más.

Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) indica que los vehículos nuevos fueron confiscados porque un grupo respaldado por un notorio multimillonario venezolano y sus aliados trataron de sacarlos de contrabando del sur de la Florida con destino a Venezuela, una infracción a las leyes de exportación de Estados Unidos y sanciones contra el gobierno de Caracas.

El multimillonario caraqueño Raúl Gorrín, quien enfrenta cargos de lavado de dinero en Miami, ha colaborado con compradores ficticios y compañías pantalla en el sur de la Florida para comprar los vehículos y enviarlos a Venezuela para beneficio de personas políticamente conectadas, dijeron autoridades de HSI.

“Esto es una gota en un balde de agua”, dijo Anthony Salisbury, agente especial del HSI, al Miami Herald, quien agregó que no sabe cuántos autos más han salido desde Port Everglades hacia Venezuela antes que el primero fue interceptado esta primavera.

Mientras observaba las filas de autos en Port Everglades, Salisbury señaló hacia una camioneta Toyota Tundra pintada de verde oliva ($66,000), un SUV Lexus negro con luces y sirena de policía ($86,000) y un Jaguar F-Type deportivo de dos puertas ($62,000).

Continúe leyendo en el Nuevo Herald

SHARE