Almagro: La pandemia ha dejado a migrantes venezolanos “en situación de emergencia”

La crisis de los migrantes venezolanos en la región se ha visto empeorada por la pandemia del coronavirus, puesto ahora que encuentran dificultades para acceder a servicios básicos en los países que los acogen, aseguró el martes el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

“La pandemia ha dejado [a los migrantes] en situación de emergencia en los países de acogida”, expuso Almagro en una videoconferencia.

Según un informe de la organización Rotary Internacional, Venezuela es el segundo país del mundo de donde salen más migrantes y refugiados, solo por detrás de Siria y seguido por Afganistán.

La cantidad de migrantes venezolanos “podría superar en este año la crisis humanitaria de Siria”, auguró Almagro en el evento organizado por la OEA y Rotary Interrnational.

El secretario general, reelegido este año para liderar el organismo por un segundo mandato, achacó al gobierno en disputa de Nicolás Maduro la responsabilidad de la crisis migratoria que vive el país.

“Mientras más se prolongue la dictadura, mayor será el número de refugiados que van a huir”, sentenció Almagro.

De acuerdo con el último informe publicado por la OEA, cuatro millones de venezolanos viven fuera del país; es decir, el 13% de la población. La mayoría de ellos están en cuatro países de la región: Colombia, Perú, Ecuador y Chile.

“[Se trata] de la crisis de desplazados más grande de las Américas”, argumentó el secretario general.

El gobierno en disputa de Venezuela ha rechazado en el pasado las declaraciones de Almagro, indicando que, bajo su mandato, la OEA ha estado al servicio del gobierno de Estados Unidos.

Colombia “desbordada” ante la pandemia del COVID-19

La canciller colombiana, Claudia Blum, dijo que a pesar de que su país ha permitido que 800.000 migrantes accedieran a los servicios de salud, estos han alcanzado su límite.

“En Colombia se han desbordado las capacidades de atención de nuestros sis temas nacionales”, alertó la diplomática, cuyo país acoge a casi dos millones de migrantes venezolanos.

La pandemia del COVID-19 y las medidas restrictivas que el gobierno colombiano ha tomado para detener su contagio —Colombia ya sobrepasa los 70.000 casos— han hecho que miles de venezolanos, que dependían del empleo informal, vuelvan a su país.

Blum aseguró que, para su gobierno, “es prioritario el apoyo en vivienda y alimentación a familias que vivían de la economía informal”.

Sin embargo, organizaciones en defensa de los derechos de los migrantes que operan en la ciudad fronteriza de Cúcuta ha denunciado que no se han tomado las medidas necesarias para proteger a la población vulnerable.

Desigualdad en El Salvador va a ser “exacerbada” por el coronavirus

En el Salvador, uno de los países más violentos del mundo y con una de las tasas de pobreza extremas más altas de la región, la pandemia del coronavirus “ha puesto a prueba” las capacidades del gobierno para “responder a las necesidades” de la población, aseguró la canciller Alexandra Hill.

“[La pandemia] va a exacerbar la desigualdad, la discriminación y la explotación en todas sus manifestaciones”, enfatizó la diplomática salvadoreña, señalando que los migrantes, tanto venezolanos como centroamericanos, son especialmente vulnerables.

Hill advirtió que una vez se suspendan las cuarentenas y se reabran las fronteras, “se va incrementar el severo desplazamiento forzado” en Latinoamérica.

Según la ONU, 1,6 millones de salvadoreños –un 24% de la población— vive en el exterior, la mayoría en EE.UU.

“Nadie puede poner en un segundo plano el éxodo sufrido desde Venezuela”, subrayó Hill, ante de zanjar: “ni tampoco la foto de (…) dos salvadoreños, que se ahogaron tratando de cruzar la frontera” con EE.UU., en el Río Bravo.

Con información de VOA

SHARE