«

»

Dec 29 2013

El Capitán Cabello

 

Voces de la Libertad y la Democracia

Venezuela Awareness

Doctor Juan Carlos Delgado Barrios*

29 de Diciembre 2013.-No vamos discutir si Diosdado Cabello tiene meritos académicos o castrenses para ser ascendido al grado de Capitán de las Fuerzas Armadas Nacionales por Nicolás Maduro, vamos a analizar las consecuencias de los ascensos a ciudadanos que son militares en retiro  y que en esa vida civil ocupan cargos públicos de elección popular como diputado y gobernadores, como son el nombrado Diosdado Cabello, Ramón Rodríguez Chacin y Francisco Arias Cárdenas. En este sentido, la Constitución Nacional es muy clara en establecer las restricciones para las personas que han decidido la  carrera militar, el articulo 330 constitucional, indica: “Los o las integrantes de la Fuerza Armada Nacional en situación de actividad tienen derecho al sufragio de conformidad con la ley, sin que les esté permitido optar a cargo de elección popular, ni participar en actos de propaganda, militancia o proselitismo político”.

La situación de actividad que se refiere este artículo supone  la figura de militar activo, expresando taxativamente la existencia del militar inactivo o retirado quien es liberado una vez que deje la carrera militar de la restricción de la participación proselitista y partidista. Así mismo, hay que agregar que el artículo 104 de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivariana establece: “El Presidente o Presidenta de la República y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, tiene potestad para reincorporar al personal militar que se encuentre en situación de retiro, por necesidades del servicio. El grado o jerarquía de la reincorporación será el mismo con el cual egresó de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, quedando bajo facultad del Presidente o Presidenta de la República y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana otorgarle el ascenso a los grados superiores, una vez reincorporado”.

En este artículo se deja muy claro que los ascensos solo son posibles para los militares activos y que los reincorporados pueden gozar de este beneficio una vez estén en situación de actividad  Los ascensos que Maduro les dio a varios oficiales que fueron expulsados de la antigua FAN por sublevación en actos en contra de la Constitución Nacional ( Año1992) y que hoy ocupan cargos de elección popular  no cumplen con los procedimientos y las exigencias ni de la Constitución Nacional vigente ni con la ley de las FANB, por lo tanto, son nulos de nulidad absoluta, no tienen ninguna validez ni reconocimiento dentro de la sociedad ni dentro de la FANB. Como consecuencia de este acto irrito, el hecho de ascenderlos y los ciudadanos involucrados aceptarlos configura una declaratoria de ser militares activos lo que contradice, en el caso de Cabello, Rodríguez Chacin y Arias Cárdenas,  con lo establecido en  el 330 constitucional y 104 de la LOFAN,  derivando en causales de destitución o exigencia de la renuncia a los cargos de diputado de la Asamblea Nacional  y gobernadores de Guarico y Zulia respectivamente.  Tiene la palabra el Tribunal Supremo de Justicia para procesar mediante juicio esta violación constitucional y la respectiva declaración de nulidad de  este acto irresponsable, o la vía de la destitución a los involucrados a este acto inconstitucional,  incluyendo a Nicolás Maduro.

Este acto inconstitucional también tiene varias lecturas, la primera es que Maduro esta fuera de la realidad y  ha caído ya en el síndrome del embriagado de poder, no lo para la Constitución y las Leyes. Dice “Yo soy el Estado”. Los intereses de la revolución están por encima de la Constitución Nacional  y como jefe de la revolución impongo mis designios que son los de la revolución.  La segunda lectura, Maduro busca acercarse más a la simbología “génesis” de la revolución bolivariana que según Chávez es el 4F, día de la máxima expresión de la  epopeya revolucionaria,  en consecuencia, ascendiendo a  personajes  de esa intentona golpista y que son protagonistas destacados de la reciente política revolucionaria lograría ser aceptado  por sectores del viejo MR200 (grupo conspirador inicial) que ven a Maduro como un recién llegado al proceso revolucionario. La tercera lectura, es que se trata de imponer el procerato del 4F dentro de las FANB y, con ello, el reconocimiento de Diosdado Cabello como el jefe supremo del ala militar de la revolución y así darle músculo de poder al pacto Maduro-Cabello para la sustentabilidad del llamado proceso. La cuarta lectura, es que Maduro ante su debilidad frente a  las FANB ha cedido espacios muy importantes  a los militares que según el marco legal venezolano le corresponde a los civiles, y estos ascensos es para enviarles mensajes de que el parlamento y algunas gobernaciones están en manos de los militares. Recordemos que en Venezuela avanza un proceso de militarización de la sociedad bajo la egida de los hermanos Castro que desde la Habana dirigen los hilos de la política gubernamental venezolana.

*Profesor Titular (Jubilado) de la Universidad de Los Andes-Venezuela, [email protected]